Durante el tercer trimestre del embarazo, cuando se está cerca de dar a luz ciertas molestias aparecen o se agravan. Entre ellas las piernas cansadas durante el embarazo o sensación de pesadez en las piernas causada especialmente por el aumento del volumen del útero y por el peso que las piernas ahora deberán de soportar, que ocasionan a su vez problemas de circulación. Las piernas cansadas durante el periodo de embarazo es uno de los transtornos mas comunes. Este sintoma de piernas cansadas y doloridas también puede ser ocasionada por los cambios hormonales comunes durante el embarazo y por retención de líquidos. La aparición de várices también es común en el embarazo. Si estas aparecen en las piernas afectan la circulación y favorecen la hinchazón y la pesadez en las mismas.

Alrededor de un tercio de las mujeres embarazadas experimentan sensaciones de hormigueo en sus piernas, una característica del trastorno. Pero hay formas naturales de domesticar los síntomas de las piernas cansadas y doloridas durante el embarazo. Si está embarazada, las náuseas matutinas pueden no ser su único problema. También podría tener un mayor riesgo de síndrome de piernas inquietas (SPI), una afección neurológica caracterizada por sensaciones dolorosas y reptantes en las piernas y una necesidad irresistible de moverlas. El SPI afecta al 10% de las mujeres y hasta al 40% de las embarazadas, lo que lo convierte en el problema más común en el embarazo, según un estudio realizado en 2010 por la Universidad de Michigan. Sus genes, hormonas y una deficiencia de hierro podrían ser los culpables. «Las mujeres embarazadas necesitan 3-4 veces más hierro de lo normal para alimentar al feto en desarrollo y tienen un mayor riesgo de síntomas de deficiencia de hierro, una de las principales causas del SPI», dice Mark Buchfuhrer, MD, internista y especialista pulmonar en SomnoMedix Sleep Disorders Centro en el área de Los Ángeles y coautor del Síndrome de las piernas inquietas: Cómo sobrellevar sus noches de insomnio (Demos Medical Publishing).

Los síntomas más comunes de las piernas cansadas y doloridas durante el embarazo son son los siguientes:

  • Aparición de várices o celulitis
  • Calambres
  • Hinchazón
  • Hormigueos
  • Cansancio
  • Dolor en las piernas.

Remedios para piernas cansadas en embarazo:

Entre las soluciones de las cuales disponen las mujeres embarazadas para combatir las piernas cansadas destacan:

  1. Tomar líquidos en abundancia: Ingerir al menos dos litros de agua al día mejorará su circulación y aliviará la pesadez en las piernas, combatiendo la retención de líquidos.
  2. Alimentación balanceada: El consumo de sal en exceso y alimentos muy procesados agrava la hinchazón en las piernas de las embarazadas. Deben reducirlos en su dieta y asegurarse de consumir en abundancia frutas, verduras y vegetales.
  3. Ejercicio físico: Si bien por estar embarazadas no pueden realizar ejercicios de alto impacto, caminar o realizar estiramientos contribuye a que se mitiguen los síntomas de pesadez en las piernas. Los ejercicios en el agua también son adecuados para el embarazo y eficaces para reducir la hinchazón y pesadez en las piernas.
  4. Piernas elevadas al dormir: Mantener las piernas ligeramente levantadas al dormir reducirá la pesadez en las mismas y los signos de inflamación. Para ello se deben colocar una almohada debajo de los pies que  les permita elevarlas ligeramente.
  5. Piernas levantadas para reducir la hinchazón: Si se presentan síntomas de hinchazón en piernas o pies dejarlas levantadas contra una pared por cierto tiempo combatirá los síntomas.
  6. Ducha de agua fría: El agua fría mejora la circulación. Por eso es recomendable este tipo de ducha para mitigar la pesadez o hinchazón en las piernas.
  7. Sumergir los pies en agua tibia y sales naturales: Si presenta hinchazón en los pies y dolor en las piernas una buena solución es sumergir los pies en agua tibia a la que se le coloquen sales naturales relajantes.
  8. Masajes: Masajear la zona afectada supondrá un alivio instantáneo, relajará los músculos, activará la circulación de la sangre y reducirá el dolor .

Como es conocido el problema que aqueja a las embarazadas con relación a la hinchazón y pesadez en las piernas que suelen padecer, son numerosos los productos que se pueden adquirir en el mercado con el propósito de aliviar estos síntomas. Destacándose cremas hidratantes como las que se mencionan a continuación:  Mustela (Gel Piernas Ligeras), con propiedades calmantes, Leche Piernas Pesadas, Gel Vitiven, entre otras.

Todos estos remedios para piernas cansadas y doloridas cuentan con propiedades analgésicas y antiinflamatorias pensadas especialmente para las mujeres embarazadas.

También se pueden realizar los masajes empleando aceites esenciales como el romero o con aceite de oliva.